Efectos del yoga

Beneficios del yoga durante la covida

Si eres un apasionado del yoga, probablemente habrás notado sus beneficios. Quizá duermas mejor, te resfríes menos o simplemente te sientes más relajado y a gusto. Pero si alguna vez ha intentado hablar a un novato sobre los beneficios del yoga, es posible que explicaciones como «aumenta el flujo de prana» o «hace subir la energía por la columna vertebral» caigan en oídos sordos o escépticos.
Lo cierto es que la ciencia occidental está empezando a dar algunas pistas concretas sobre cómo funciona el yoga para mejorar la salud, curar los dolores y mantener a raya las enfermedades. Una vez que las entiendas, tendrás aún más motivación para pisar tu esterilla, y probablemente no te sentirás tan trabado la próxima vez que alguien te pregunte por qué pasas tiempo en tu esterilla.
Yo mismo he experimentado el poder curativo del yoga de una manera muy real. Semanas antes de un viaje a la India en 2002 para investigar la terapia del yoga, se me adormeció y hormigueó la mano derecha. Después de considerar primero cosas aterradoras como un tumor cerebral y la esclerosis múltiple, descubrí que la causa de los síntomas era el síndrome de la salida torácica, un bloqueo nervioso en mi cuello y pecho.

Investigación sobre los beneficios del yoga

El estudio fue aprobado por el comité de ética del Hospital Universitario de Essen (número de aprobación: 15-6607-BO) antes del inicio de la encuesta. Todos los participantes dieron su consentimiento informado por escrito antes de ser incluidos.
La Dra. Cramer es editora de sección de BMC Complementary and Alternative Medicine. El Dr. Lauche y el Dr. Wardle son editores asociados de BMC Complementary and Alternative Medicine. Los autores declaran que no tienen otros intereses en competencia.
Acceso abierto Este artículo se distribuye bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution 4.0 International License (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/), que permite el uso, la distribución y la reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se dé el debido crédito al autor o autores originales y a la fuente, se proporcione un enlace a la licencia Creative Commons y se indique si se han realizado cambios. La renuncia a la Dedicación de Dominio Público de Creative Commons (http://creativecommons.org/publicdomain/zero/1.0/) se aplica a los datos puestos a disposición en este artículo, a menos que se indique lo contrario.

Beneficios psicológicos del yoga

El yoga, una práctica ancestral y de meditación, se ha hecho cada vez más popular en la ajetreada sociedad actual. Para muchas personas, el yoga supone un retiro de sus caóticas y ajetreadas vidas. Esto es así tanto si se practica la postura del perro mirando hacia abajo en una esterilla en la habitación, como en un ashram en la India o incluso en Times Square en Nueva York. El yoga proporciona muchos otros beneficios mentales y físicos. Algunos de ellos se extienden a la mesa de la cocina.
Hay muchos tipos de yoga. El Hatha (una combinación de muchos estilos) es uno de los más populares. Es un tipo de yoga más físico que una forma quieta y meditativa. El hatha yoga se centra en los pranayamas (ejercicios de control de la respiración). A estos les siguen una serie de asanas (posturas de yoga), que terminan con savasana (un periodo de descanso).
Los estudios de yoga no suelen tener espejos. Esto se hace para que la gente pueda centrar su atención en su interior y no en el aspecto de la postura -o de la gente que le rodea-. Las encuestas han revelado que las personas que practican yoga son más conscientes de su cuerpo que las que no lo hacen. También estaban más satisfechos y eran menos críticos con su cuerpo. Por estas razones, el yoga se ha convertido en una parte integral del tratamiento de los trastornos alimentarios y de los programas que promueven una imagen corporal positiva y la autoestima.

10 beneficios del yoga

Los beneficios del yoga van mucho más allá de poder decir con suficiencia que haces yoga con regularidad (aunque está bien). De hecho, como forma de ejercicio, es difícilmente superable en cuanto a accesibilidad y facilidad: apenas se necesita equipamiento y se puede practicar en cualquier lugar en el que haya espacio suficiente para moverse. ¿Ese pequeño espacio al lado de tu cama? Sí, ¡el yoga puede hacerse ahí! ¿El suelo de tu salón? 100%. Dondequiera que puedas encajar tu esterilla de yoga, eres GTG (good to go). Además, a pesar de lo que nos diga la cultura de Instagram, el yoga, que tiene sus raíces en las prácticas espirituales de la India, no consiste tanto en hacer paradas de cabeza como en desarrollar la fuerza mental y física y consolidar hábitos saludables para toda la vida. Así que sigue leyendo para conocer los 14 beneficios del yoga y las respuestas a tus preguntas más frecuentes (como «¿es el yoga bueno para ti?»).
No hay una regla estricta sobre la cantidad de ejercicios que se deben hacer, pero Espinosa da algunos consejos si se trata de crear una rutina: «Se puede convertir el yoga en una práctica diaria, sobre todo si se disfruta. Suelo recomendar que se establezca una práctica regular de al menos tres veces a la semana y que se combine con otros tipos de ejercicio». Empieza con una esterilla de yoga que tenga un buen grado de grosor para proteger tus articulaciones, un cinturón de yoga, 2 ladrillos de corcho y un cojín o almohada. Los apoyos te permiten encontrar mayor facilidad y apoyo en una postura y pueden suponer una gran diferencia a la hora de disfrutar de la práctica del yoga.’