Mindfulness que es y para que sirve

Vayas donde vayas, allí estarás…

Es posible que hayas oído que el mindfulness -la capacidad de estar plenamente presente en el momento- puede tener numerosos beneficios, desde la disminución del estrés y la tristeza hasta el aumento de los niveles de concentración y felicidad, según la investigación general sobre el mindfulness. Pero, ¿qué es exactamente la atención plena? ¿Y cómo se puede reconocer y aprovechar sus múltiples beneficios? La práctica de la meditación de atención plena es una forma de experimentar realmente el momento actual e integrar esa conciencia en tu vida cotidiana. Aquí tienes todo lo que necesitas saber para empezar.
En primer lugar, es útil familiarizarse con el significado de la atención plena, así como con su relación con la meditación. La atención plena es la cualidad de estar presente y plenamente comprometido con lo que estamos haciendo en ese momento, sin distracciones ni juicios, y consciente de nuestros pensamientos y sentimientos sin quedar atrapado en ellos. Nos entrenamos en esta conciencia momento a momento a través de la meditación, lo que nos permite desarrollar la habilidad de la atención plena para poder aplicarla a la vida cotidiana. Al enseñar a la mente a estar presente, nos enseñamos a vivir con más atención -en el presente, respirando, sin estar pendientes de los pensamientos y sentimientos reactivos-, lo que resulta especialmente útil cuando nos enfrentamos a circunstancias o situaciones difíciles.

Ejemplos de mindfulness

Hoy en día, parece que todo el mundo habla de mindfulness, desde los famosos hasta los profesores de yoga e incluso los universitarios. Incluso tus padres y abuelos se han sumado a esta práctica. Pero más allá de la palabra de moda -y el mindfulness y la vasta industria que ha creado es ciertamente de moda- te preguntarás: ¿Qué es exactamente la atención plena?
La atención plena se define como un estado en el que uno está muy atento a su cuerpo y al mundo que le rodea. En lugar de preocuparte por el futuro o de pensar en acciones pasadas, te centras únicamente en permanecer en el momento presente. Además, en lugar de juzgar o restar importancia a los pensamientos, sentimientos o sensaciones de tu cuerpo, los aceptas y reconoces sin juzgarlos.
Si te preguntas cómo puedes permanecer atento en el acelerado mundo actual, haz una pausa. En muchos sentidos, la atención plena es algo natural: sólo tienes que pensar en cuando te quedas atrapado en una canción, entablas una conversación profunda con un amigo o juegas con tus hijos o tu mascota. Todas esas son prácticas de mindfulness. Pero si quieres profundizar y ejercitar tu fuerza de atención plena para que esté lista cuando la necesites, sigue leyendo.

Qué es la meditación de atención plena

A lo largo de la historia, los seres humanos han tratado de descubrir las causas del sufrimiento y los medios para aliviarlo. Tarde o temprano, todos nos hacemos las mismas preguntas: «¿Por qué no me siento mejor?» «¿Qué puedo hacer al respecto?» Habitar un cuerpo físico nos expone inevitablemente al dolor asociado a la enfermedad, la vejez y la muerte. También luchamos emocionalmente cuando nos enfrentamos a circunstancias adversas o a circunstancias benignas que vemos como adversas. Incluso cuando nuestras vidas son relativamente fáciles, sufrimos cuando no conseguimos lo que queremos, cuando perdemos lo que antes teníamos y cuando tenemos que lidiar con lo que no queremos. Desde que nacemos hasta que morimos, tratamos incesantemente de sentirnos mejor.Palabras claveMeditación de atención plena Práctica de meditación Trastorno de control de impulsos Conciencia plena

Mindfulness para niños

Según el profesor Mark Williams, antiguo director del Centro de Atención Plena de Oxford, la atención plena consiste en «reconectar con nuestro cuerpo y las sensaciones que experimenta», lo que significa «despertar a las vistas, sonidos, olores y sabores del momento presente».
Por tanto, según Yoga Internacional, la atención plena puede definirse como la práctica informal de la conciencia del momento presente que puede aplicarse a cualquier situación de vigilia. En otras palabras, es una forma de ser activamente consciente de lo que estás haciendo mientras lo haces.
Mindfulness significa vivir en el momento presente. Esencialmente, significa ser (intencionadamente) más consciente y despierto a cada momento y estar plenamente involucrado en lo que ocurre en el entorno, con aceptación y sin juicio.
Además, según el Diccionario de Cambridge, la atención plena puede definirse como la práctica de ser consciente del cuerpo, la mente y los sentimientos en el momento presente, pensada para crear una sensación de calma.
Según Davis y Hayes, de la Universidad Estatal de Pensilvania, el mindfulness puede definirse como una conciencia de la propia experiencia en cada momento, sin juzgarla. Los autores citados anteriormente también citan a otros colegas que también han investigado sobre la atención plena y tienen definiciones similares pero diferentes de la atención plena, considerándola como: