Que es el yoga integral

El aliento de la vida: el yo integral…

El yoga integral es un sistema de yoga que pretende sintetizar seis ramas de la filosofía y la práctica del yoga clásico: Hatha, Raja, Bhakti, Karma, Jnana y Japa yoga. Fue traído a Occidente por Swami Satchidananda Saraswati, fundando el primer centro en 1966. Su objetivo es integrar el cuerpo, la mente y el espíritu, utilizando prácticas físicas y enfoques filosóficos de la vida para desarrollar los aspectos físicos, emocionales, intelectuales y espirituales de los individuos[1].
El sistema incluye las prácticas de asana (posturas de yoga), pranayama (ejercicios de respiración) y meditación para desarrollar la quietud física y mental con el fin de acceder a la paz y la alegría interiores, que Satchidananda consideraba la verdadera naturaleza de la persona. También anima a los practicantes a llevar una vida orientada al servicio[2].
El yoga integral se basa en la comprensión interreligiosa. Satchidananda enseñó que todas las religiones comparten principios universales esenciales y animó a los yoguis integrales a respetar y honrar la unidad en la diversidad, resumida en su lema: «La verdad es una, los caminos son muchos»[3] No es una religión, sino una combinación de enseñanzas que forman la base de la práctica espiritual. Sus ramas no son de naturaleza jerárquica; los practicantes pueden encontrar una combinación de prácticas que se adapte a sus necesidades individuales.

6:38 «el mundo del yoga integral «integral yogayoutube – 2 jun 2018

El yoga integral es un sistema de yoga que pretende sintetizar seis ramas de la filosofía y la práctica del yoga clásico: Hatha, Raja, Bhakti, Karma, Jnana y Japa yoga. Fue traído a Occidente por Swami Satchidananda Saraswati, fundando el primer centro en 1966. Su objetivo es integrar el cuerpo, la mente y el espíritu, utilizando prácticas físicas y enfoques filosóficos de la vida para desarrollar los aspectos físicos, emocionales, intelectuales y espirituales de los individuos[1].
El sistema incluye las prácticas de asana (posturas de yoga), pranayama (ejercicios de respiración) y meditación para desarrollar la quietud física y mental con el fin de acceder a la paz y la alegría interiores, que Satchidananda consideraba la verdadera naturaleza de la persona. También anima a los practicantes a llevar una vida orientada al servicio[2].
El yoga integral se basa en la comprensión interreligiosa. Satchidananda enseñó que todas las religiones comparten principios universales esenciales y animó a los yoguis integrales a respetar y honrar la unidad en la diversidad, resumida en su lema: «La verdad es una, los caminos son muchos»[3] No es una religión, sino una combinación de enseñanzas que forman la base de la práctica espiritual. Sus ramas no son de naturaleza jerárquica; los practicantes pueden encontrar una combinación de prácticas que se adapte a sus necesidades individuales.

Yoga integral hatha

El yoga integral, a veces también llamado yoga supramental, es la filosofía y la práctica basada en el yoga de Sri Aurobindo y La Madre (Mirra Alfassa)[1] Es central en el yoga integral la idea de que el Espíritu se manifiesta en un proceso de involución, olvidando al mismo tiempo sus orígenes. El proceso inverso de evolución es conducido hacia una manifestación completa del espíritu.
Sri Aurobindo encuentra que siempre ha habido un impulso o anhelo en los humanos en busca de Dios, la Luz, la Dicha, la Libertad, la Inmortalidad que se ha presentado en un lugar correcto en una secuencia, que la Naturaleza está buscando para evolucionar más allá de la mente. Esta secuencia en un extremo que representa que la Vida ya está involucrada en la Materia (o la Materia una forma de vida velada, es decir, la vida siendo evolucionada a partir de la materia) y la mente en la vida (es decir, la mente siendo evolucionada a partir de la vida), llevando a la comprensión de que actualmente la mente es también un velo de estados superiores que están más allá de la mente. La naturaleza, a través de dichos impulsos, se prepararía gradualmente para una vida más elevada y una vida más divina.

1:01poder de la práctica : sri swami satchidananda (yoga integral)yogaville satchidananda ashramyoutube – 12 sep 2007

El yoga integral es un sistema de yoga que pretende sintetizar seis ramas de la filosofía y la práctica del yoga clásico: Hatha, Raja, Bhakti, Karma, Jnana y Japa yoga. Fue traído a Occidente por Swami Satchidananda Saraswati, fundando el primer centro en 1966. Su objetivo es integrar el cuerpo, la mente y el espíritu, utilizando prácticas físicas y enfoques filosóficos de la vida para desarrollar los aspectos físicos, emocionales, intelectuales y espirituales de los individuos[1].
El sistema incluye las prácticas de asana (posturas de yoga), pranayama (ejercicios de respiración) y meditación para desarrollar la quietud física y mental con el fin de acceder a la paz y la alegría interiores, que Satchidananda consideraba la verdadera naturaleza de la persona. También anima a los practicantes a llevar una vida orientada al servicio[2].
El yoga integral se basa en la comprensión interreligiosa. Satchidananda enseñó que todas las religiones comparten principios universales esenciales y animó a los yoguis integrales a respetar y honrar la unidad en la diversidad, resumida en su lema: «La verdad es una, los caminos son muchos»[3] No es una religión, sino una combinación de enseñanzas que forman la base de la práctica espiritual. Sus ramas no son de naturaleza jerárquica; los practicantes pueden encontrar una combinación de prácticas que se adapte a sus necesidades individuales.